¿Funciona el Reiki?

¿Qué es el Reiki?

Para el neófito que intenta averiguar lo que es el Reiki y cómo funciona, las explicaciones clásicas resultan confusas, incompletas e inverosímiles. Es más, no creo que exista nadie que después de hacer un curso presencial de primer nivel de Reiki no corra a buscar más información en libros o Internet.

Para muchos, el descubrimiento de la existencia del Reiki no viene a través de una persona amiga que le informa, ni de libros o fuentes fiables, sino de Internet.

Como se deduce de lo anterior, existe demasiado riesgo de encontrar información no fiable en Internet en lugar de la correcta. Esto puede conducir a la persona interesada a lanzarse a una búsqueda que parece infinita, puesto que todo lo que encuentra no aporta nada nuevo sobre lo anterior. A menudo, tristemente, la búsqueda finaliza cuando dan con la página de algún ignorante que limita su saber a un “corta y pega” de lo que oye a otros, sin molestarse en ahondar o verificar por sí mismo.

La persona acaba, entonces, creyendo que es cierto que no existen estudios científicos sobre el Reiki, barrabasadas como que el Reiki se vale de los espíritus para sanar, o cualquier otra falsedad o locura que le asustará y hará olvidar algo que hubiera podido servirle de gran ayuda.

¿El Reiki es magia? 

Ya lo creo que sí, tanto como los rayos, la lluvia, las cosechas, o cualquier otra cosa que en un momento dado la humanidad no supo cómo funcionaba. En verdad eso es exactamente el Reiki: algo cuya explicación no puede darse satisfaciendo todas las dudas y preguntas que pueden surgir sobre su funcionamiento (al menos a la generalidad de los occidentales cuándo es su primer contacto con la energía), pero cuya existencia se demuestra por los efectos que produce.

Bueno, lo mismo pasa con el amor, ¿no es así? No sabemos cómo funciona, no podemos darle una explicación científica, pero todos lo sentimos alguna vez. Solo por eso, por sus efectos, por lo que nos hace sentir, sabemos y afirmamos que existe. 

Muchas otras cosas no pueden ser explicadas por la ciencia todavía, pero, al igual que sabemos que existen los agujeros negros por los efectos que producen aunque nunca se hayan podido ver, así ocurre con el Reiki: Sus efectos son bien conocidos por las miles y miles de personas que cada año deciden tomar el siguiente nivel después de hacer el primero o el segundo y comprobar su eficacia, y por quienes han recibido algún tratamiento.

La energía oscura podría ocupar el 70% del universo, según esta nueva teoría sobre el universo, sin embargo no se sabe lo que es exactamente. Al igual que el Reiki, se demuestra por sus efectos.

Investigaciones sobre el Reiki

Pero, para quien siga opinando que los éxitos de esas personas se basan en sugestión, placebo o cualquier otra cosa de esa índole, puede consultar los cientos de nuevos estudios e investigaciones que surgen cada año y demuestran la eficacia del Reiki.

Fíjate en esto. Hoy 5 de julio de 2020, me pongo a escribir este artículo y, para ilustrar lo que digo, hago una búsqueda en Pubmed (Base de datos de investigaciones científicas). El artículo más reciente sobre el Reiki con el que me encuentro fue publicado el día 3 de julio, hace solo dos días. Se titula “Efectos del Reiki sobre el dolor y la ansiedad en mujeres hospitalizadas por enfermedades de obstetricia y ginecología”. Sus conclusiones hablan positivamente sobre la reducción del dolor en estas pacientes. Pulsa aquí para leerlo.

Pero la búsqueda arroja, en el momento de escribir esto, 3.016 estudios, ensayos e investigaciones sobre el Reiki, con títulos como: “Efectos del Reiki sobre el dolor”, “El Reiki es mejor que un placebo y tiene amplio potencial como terapia complementaria“, “Terapia de Reiki para el dolor, ansiedad y calidad de vida“, “Reiki para depresión y ansiedad”.

Estas son cosas que yo explico a mis alumnos en el curso de primer nivel de Reiki, al igual que el hecho de que el Reiki es una terapia cubierta por la seguridad social de varios países europeos y común en los hospitales de Estados Unidos.

Pero parece que no todo el mundo lo sabe, y eso es lo que a algunos les interesa: que se siga despreciando como una pseudociencia sin ninguna base, no vaya a ser que sus clientes dejen de estar atados a ellos de por vida.